posturas para dormir mejor

¿Existe una postura “ideal” para dormir por la noche que haga que el descanso sea de mayor calidad o simplemente durmamos mejor?

En este post intentaremos dar respuesta a esta pregunta.

Las posturas para dormir

Hay casi infinitas posibilidades de colocarse en la cama para dormir aunque las que todo el mundo conoce son boca arriba, del lado izquierdo, del lado derecho y boca abajo. A esto se suma la posición que adquirimos con las extremidades, ya sean los brazos o las piernas. También influye la posición de la almohada y cómo nos situamos respecto a ella.

Aunque suene a obvio la postura para dormir mejor será aquella que nos haga sentir más cómodos. De manera directa o indirecta cada uno buscará una postura ideal para sentirse más a gusto y descansar mejor.

Las posturas ideales para dormir bien

No hay una postura ideal que sirva para todo el mundo pero tanto médicos como fisioterapeutas recomiendan claramente dormir de lado o decúbito lateral y con las piernas ligeramente flexionadas. Dormir así evita dolores de espalda, dolores cervicales, reduce el reflujo, disminuye los ronquidos, mejora la respiración, se alivia la tensión lumbar y en definitiva se descansa mejor.

Hay médicos que también que afirman que es mejor dormir del lado izquierdo que del derecho. Esto es debido a que en esta posición los jugos gástricos tienen más difícil su paso del estómago al esófago. Si se duerme del lado derecho es más fácil este paso de los jugos.

Dormir boca arriba o decúbito supino es otra postura que es buena ya que es la posición natural de la columna vertebral, sin embargo tiene el inconveniente de que la respiración se ve afectada y las personas propensas a roncar lo harán más en esta postura.

Las posturas menos aconsejadas para dormir

Dormir boca abajo o decúbito prono es la postura menos recomendable para el cuerpo. Esto se debe a que nos obliga a tener el cuello en una posición forzada ya que tenemos que rotarlo. Al tenerlo así durante horas el cuello y la columna sufren mucho. Esto afecta a nervios, articulaciones y músculos relacionados con la columna. Además es una postura donde oprimimos la zona del pecho y el estómago dificultando así la respiración. No es nada aconsejable sobre todo a personas que sufren de apnea del sueño.

Debe evitarse que los brazos queden colgando fuera de la cama. Tampoco se aconseja dormir con los brazos estirados a los lados del cuerpo o doblados sobre el cuerpo.

cómo nos afectan Las posturas

Dormir en una mala postura implica muchas veces que tengamos muchos despertares. Esos despertares suponen que descansemos peor ya que dormiremos menos horas y que al día siguiente no estemos bien repuestos y por tanto el rendimiento será siempre peor.
Además si la postura no es muy adecuada podemos levantarnos con dolores musculares, sobre todo en el cuello.

Hay muchas personas que dan muchas vueltas en la cama tratando de encontrar la postura ideal o simplemente porque se cansan de estar un buen rato en la misma postura. Te recomendamos leer nuestro post con los mejores trucos para dormir.

Las posturas según tu estado

Si tienes lumbalgia: la posición recomendada sería en posición fetal (de lado con piernas un poco flexionadas).

Si sufres de apnea y/o roncas: se desaconseja dormir boca arriba porque la lengua se desplaza hacia la faringe y se respira peor.

Si estás embarazada: la postura aconsejada es la lateral izquierda debido a que en esta postura se evita la compresión de la vena cava lo cual favorece la circulación en la placenta.

Si padeces alguna enfermedad cardíaca o pulmonar: se aconseja elevar la cabeza incluso colocando dos almohadas bajo la cabeza para facilitar la respiración.

Si tienes reflujo gastroesofágico: debes evitar dormir del lado derecho y además se aconseja elevar 20cm el cabecero de la cama. Por tanto deberás dormir del lado izquierdo.

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Javier Martínez Estradé
  • Finalidad: Registrar tu comentario en la web
  • Legitimación: Consentimiento
  • Cesiones de datos y transferencias: No se realizan cesiones, salvo a los proveedores de servicios de alojamiento de los servidores ubicados dentro de la UE.
  • Derechos: Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a thepurrcushion@gmail.com
  • Más Información: Consulta nuestra Política de Privacidad para más información